Octubre  16, 2020

Episode 4: Celebraciones mortuorias

Fabian Segura narra las costumbres funerarias en Buenaventura, en donde los abuelos y abuelas se encargan de los ritos que aseguran que los muertos puedan llegar al cielo.
Share this episode: 

A pesar de que es triste cuando se va un ser querido, hay que asegurarse de que su transito entre la tierra y el cielo sea la mas adecuada, algunas abuelas se encargan de hacer las oraciones de novenario y los arreglos al muerto como que debe ser se lo hacen saber a los más jóvenes que no sabemos que significa.


Las abuelas se encargan de los ritos, que cada una de las cosas se cumplan para que ese ser llegue al cielo feliz y los demás lo acompañemos hasta su última morada. Nada puede faltar, a pesar que todo se vuelve solidaridad la tristeza aborda el lugar pero la satisfacción de que todo se hace como se debe reconforta a la familia.


Es importante que la abuela relate como es el ritual, esperan que ella diga que va puesto en la tumba y cómo lo hacían antes para prevalecer las costumbres, las sábanas blancas las sacan del armario y se pone en el rincón de la sala al frente de la puerta, la mariposa con una tela negra, una alfombra y el vaso de agua debajo del cajón era importante para que el muerto no se fuera con sed al cielo, hasta se estaba pendiente el nivel que iba el agua para ver si el muerto no podía partir sediento.


Lo escuché a las matronas decir: pónganle el agua que debe tener sed. Cuando llegaba el ser querido se recibía con alabaos y llorando, no se permite que las lagrimas caigan a la caja porque entristece al muerto y no se va tranquilo al cielo, se traía el cordón con los nueve nudos para que sea fácil subir del purgatorio al cielo con cada día de la novena.


Al muerto no se deja solo, este debe estar acompañado siempre y todos en vela toda la noche. Se hace el rezo de las 9, 12 de la noche y 3 y 6 de la mañana, los ave marías del medio día y las de la tarde, pidiéndole a la Virgen y a Dios que alivie su alma y lo lleve a descansar en paz. Las abuelas saben y eso hoy en día ya se ha perdido.


Ver una mariposa negra llegar a la casa, los changos dar vueltas en círculos, el ahullido de un perro y los sueños con matrimonios de blanco son la premonición de uno que ya se va, las abuelas oran anticipadamente para que la muerte no ronde o que el alma antes de irse pida perdón por sus pecados.


Las abuelas tienen la razón: es nuestra cultura y aunque sea doloroso lo mejor es saber qué se les hicieron los rituales para su alma descanse en paz y esperar en la última noche que se va y no lo volverán a ver porque partió al lado del Señor.

Podcast powered by Podnation