Junio  14, 2021

Episode 2: Solid Waste On The Planet

Un residuo se convierte en algo inservible y sin valor económico para la mayoría de la gente. Estos residuos pueden eliminarse, destinándose a vertederos o a su enterramiento, o reciclarse para usarse nuevamente.
Share this episode: 

La Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados, define los “residuos industriales” como aquellos residuos resultantes de los procesos de fabricación, de transformación, de utilización, de consumo, de limpieza o de mantenimiento generados por la actividad industrial, excluidas las emisiones a la atmósfera reguladas en la Ley 34/2007, de 15 de noviembre.

Introducción

Pista de introducción INTRO Feeling good

Bienvenida Buenas noches oyentes, hoy domingo 13 de junio les vamos a presentar un tema muy interesante para toda la humanidad

Temática del podcast

Solid waste on the planet

Contenido

Temas seleccionados en el guion

¿Qué son?

Un residuo se convierte en algo inservible y sin valor económico para la mayoría de la gente. Estos residuos pueden eliminarse, destinándose a vertederos o a su enterramiento, o reciclarse para usarse nuevamente.

Los residuos pueden ser líquidos, gaseosos o sólidos. Bajo la denominación de residuos sólidos se agrupan solo los residuos que están en estado sólido, dejando fuera los que se encuentran en estado líquido y gaseoso. Se usa el término residuo sólido urbano para referirse a aquellos que se producen específicamente dentro de los núcleos urbanos y sus zonas de influencia

definición, de los residuos sólidos 

La Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados, define los “residuos industriales” como aquellos residuos resultantes de los procesos de fabricación, de transformación, de utilización, de consumo, de limpieza o de mantenimiento generados por la actividad industrial, excluidas las emisiones a la atmósfera reguladas en la Ley 34/2007, de 15 de noviembre.

Cómo se clasifican los residuos sólidos

Los residuos sólidos se pueden clasificar en dos grandes grupos, los residuos sólidos peligrosos y los no peligrosos. Los peligrosos, como su nombre indica, agrupan aquellos residuos que pueden suponer un peligro para el ciudadano o para el medio ambiente, debido a sus propiedades corrosivas, explosivas o tóxicas. Mientras que los residuos no peligrosos no suponen un peligro para el ciudadano ni para el medio ambiente. Estos, a su vez, se pueden subdividir en:

Ordinarios: estos residuos son generados durante la rutina diario en hogares, escuelas, oficinas u hospitales.

Biodegradables: estos residuos se caracterizan por poder desintegrarse o degradarse de forma rápida, convirtiéndose en otro tipo de materia orgánica. Ejemplos de este tipo de residuos son restos de comida, frutas y verduras.

Inertes: estos residuos se caracterizan porque no se descomponen fácilmente en la naturaleza, sino que tardan bastante tiempo en descomponerse. Entre estos residuos encontramos el cartón o algunas clases de papel.

Reciclables: estos residuos pueden someterse a procesos que permiten que puedan ser utilizados nuevamente. Entre estos encontramos vidrios, telas, algunas clases de plásticos o papeles.

Además de esta clasificación, los residuos sólidos también pueden agruparse en orgánicos e inorgánicos:

Orgánicos: en esta clasificación se agruparían a los residuos biodegradables.

No orgánicos o inorgánicos: son residuos que por sus características químicas sufren una desintegración natural muy lenta. Muchos de estos residuos son reciclables por métodos complejos como las latas, algunos plásticos, vidrios o gomas. En otros casos su reciclaje o transformación no es posible, es el caso de las pilas, que son peligrosas y contaminantes.

Qué son los residuos industriales

Los residuos industriales, como su nombre indica, son aquellos que provienen de los procesos de fabricación, transformación, uso, limpieza, mantenimiento o consumo que son generados por las industrias.

Estos desechos industriales no tienen ningún valor, ya que en general no es posible su aprovechamiento, como consecuencia del alto coste de las tecnologías o simplemente porque no existen tecnologías bien desarrolladas para poder aprovecharlos.

Ejemplos de residuos industriales

Ahora que ya sabes qué son, aquí puedes ver una lista de ejemplos de residuos industriales:

Aceites industriales usados

Trapos contaminados

Disolventes

Pinturas

Pilas

Plásticos contaminados

Envases que hayan contenido sustancias peligrosas

Baterías

Tintas

Decapantes

Arena

Vidrios

Papel

Escombros

Materiales químicos

Productos corrosivos

Tipos de residuos industriales

Los residuos se pueden clasificar según su procedencia. En este articulo vamos a hablar con detalle de los residuos industriales, es decir, los que se generan en el sector industrial, sin embargo, es importante mencionar que existen más tipos de residuos:

Urbanos o municipales

Agrícolas y ganaderos

Forestales

Sanitarios

Mineros

Radiactivos

De construcción y demolición

Eléctricos y electrónicos

Clasificación de los residuos industriales

Dentro del grupo de los desechos industriales, estos se pueden clasificar en tres grandes bloques. Esta es la clasificación de los residuos industriales:

Residuos inertes

Son aquellos residuos industriales no peligrosos que antes de su disposición final no necesitan ser tratados y por lo general no son una amenaza para el medio ambiente ni la salud de las personas. Cuando se recogen, en ocasiones, se pueden aprovechar y se usan para rellenar terrenos. Estos sería los escombros, restos de hormigón, tejas, ladrillos o productos de excavación.

Residuos urbanos o asimilables a urbanos

Dentro de estos están aquellos generados por las diferentes actividades que tienen las poblaciones, en sus áreas de oficinas, sectores industriales y servicios. Dentro de ellos están la materia orgánica degradable y otros como el cartón, los plásticos, el papel, entre otros.

Residuos especiales o peligrosos

Son los que suponen una amenaza para la salud de los seres humanos y el medio ambiente, es por eso que necesitan un tratamiento más específico, aunque en ocasiones no se dispone de la tecnología para tratarlos y deben dejarse almacenados en recipientes y bien cerrados.

su manejo y/o tratamiento.

Manejo de los residuos industriales

Como hemos ido diciendo a lo largo del artículo, los residuos industriales deben ser tratados correctamente, ya que muchos de ellos son altamente peligrosos. Por eso, se deben seguir varias etapas para un manejo adecuado. No obstante, queremos hacer hincapié en que antes de tener que llegar a tratar estos residuos, lo más importante para cuidar nuestro entorno y la salud de las personas, es que hay que reducir el número de residuos y eso es posible gracias a un modelo de vida sostenible.

Las etapas del manejo de los residuos industriales son las siguientes:

Tratamiento y disposición final

El tratamiento se realiza con el fin de que los residuos industriales perjudiquen lo menos posible el medio ambiente y la salud de las personas. Para ello se cambian sus características físicas, químicas y biológicas. Los tratamientos dependerán del tipo de residuo industrial que tengamos, no se tratan de la misma forma los residuos industriales peligrosos que los residuos industriales no peligrosos.

Algunos ejemplos de tratamientos son:

Físico-químicos

Biológicos

Térmicos

Rellenos sanitarios

Reciclaje

Encapsulación

Técnicas de tratamiento de residuos

Bajo la premisa de intentar reciclar todo el residuo o la mayor parte del mismo, conviene recordar que cada componente es diferente y por ello recibe tratamientos distintos. A este respecto, existen cuatro pautas que marcan las prioridades en esta fase:

Eliminar o reducir las sustancias tóxicas

Recuperar la materia prima para su reutilización

Ser utilizado como fuente de energía

Ser adecuado para su depósito en vertedero

 Acumulación y almacenamiento de residuos industriales

Se recoge y almacenan los residuos por separado, en el lugar de generación que se controlan fugas y derrames, así evitando mezclas. Para esta etapa se deben usar formas de envasado que sean compatibles y resistentes a los residuos, además de ser etiquetados con la fecha, el tipo de residuos y un código para su monitoreo. Muy importante es que una vez que los recipientes están llenos, se cierren herméticamente para evitar derrames, y se transporten al lugar de almacenamiento. Los residuos deben cumplir varias normas de almacenamiento, ya que no pueden estar almacenados más de un cierto tiempo (depende del tipo de residuo). El problema es que esto a veces no se cumple, como consecuencia de la falta de infraestructuras para tratarlos.

Siguiendo estas cuatro directrices, los tipos de tratamiento se dividen en:

Preparación para su reutilización: preparar aquellos productos que se hayan tirado como residuos para su uso. Para ello se limpian y reparan, pero no sufren transformaciones.

Compostaje: es un proceso biológico que bajo ciertas condiciones controladas (con oxígeno) transforma los residuos orgánicos en un material llamado compost.

Biometanización: en ausencia de oxígeno y gracias a microorganismos, este proceso biológico transforma la materia orgánica en biogás, utilizado para producir calor y electricidad.

Clasificación de material: es la clasificación de residuos. Su función es separar las fracciones valorizables de la mezcla de residuos para su comercialización. Se utilizan procesos automáticos y manuales.

Tratamiento biológico: son tratamientos para la materia orgánica procedente de la fracción resto.

Incineración: consiste en la combustión de los residuos con recuperación/generación de energía eléctrica.

Pirólisis: es la degradación térmica de los residuos en ausencia de oxígeno. El resultado son gases, líquidos o materiales de naturaleza inerte.

Gasificación: es un proceso mediante el cual se transforma la materia orgánica de los residuos urbanos en un gas valorizable.

Tratamiento de los plásticos: mecánico, que trocea el material para luego por extrusión moldearlo en nuevos productos; químico, para la recuperación de materia prima a partir de plástico degradado; y valorización energética, cuando el material está muy degradado se incinera para la recuperación de energía.

Tratamiento de metales: separación entre metales ferrosos de los no ferrosos. Una vez hecho, se trocean y se envían a fundiciones para producir nueva materia prima.

Tratamiento del papel y cartón: proceso para la recuperación de las fibras de celulosa mediante la separación de los demás materiales y sustancias, como la tinta.

Tratamiento de los escombros: es la trituración de los residuos para obtener por separado unos residuos de otros, por ejemplo, piedras, cartón, etc.

Tratamiento de los voluminosos: referido a los muebles. Se trocean y se separa la madera, de los plásticos y metales para su posterior reciclaje.

Tratamiento de los RAEE: los aparatos eléctricos y electrónicos tienes sustancias que son contaminantes; deben ser recogidos aparte y su tratamiento se compone de descontaminación de determinadas sustancias y componentes, y trituración de lo demás, para aprovechar el plástico, los metales, etc.

Tratamiento del vidrio: se tritura para formar un polvo que, en hornos a altas temperaturas, se funde en nuevos moldes para nuevos productos.

Depósito en vertedero: un vertedero es una instalación de eliminación de residuos. Puede ser un depósito subterráneo o en superficie, donde los residuos se sitúan en condiciones seguras para evitar contaminación del agua, del aire y del suelo.

Transporte de residuos industriales

El transporte de los residuos industriales debe cumplir con las leyes vigentes de cada país y el vehículo debe llevar una ficha técnica de los residuos, así como el conductor de contar con una licencia que le permita transportarlos.

Consecuencias de una mala gestión de los residuos sólidos

La mala gestión de los residuos sólidos puede tener consecuencias, que podemos considerar realmente serias, como:

Riesgos para la salud: en forma de enfermedades, tanto de manera directa como indirecta. Muchos de estos efectos se están investigando.

Efectos perjudiciales al medio ambiente: como el deterioro estético de las ciudades y de los paisajes naturales, lo que puede considerarse una forma de transformación de la naturaleza por el hombre.

Contaminación del agua: como lixiviados o vertidos a ríos y arroyos. Esto lleva a la eutrofización, con sus terribles consecuencias.

Contaminación del suelo: como el abandono de terrenos o los vertidos en el suelo.

Contaminación del aire: las emisiones de humo y gases lleva a la reducción de la calidad del aire que respiramos.

Conclusiones

Una de las consecuencias ambientales más peligrosas del manejo y disposición inadecuados de los residuos sólidos peligrosos es la contaminación de las aguas subterráneas y superficiales, debido a que estas tienen una relación directa con la salud pública.

El manejo seguro que puede tener los residuos peligrosos dependerá principalmente de la información, educación, capacitación y cumplimiento de las leyes, reglamentos y normas que tienen como objetivo tener un manejo adecuado de dichos residuos, así como la creación de infraestructura dentro de los centros de salud, para reciclar, reusar, tratar o confinar los residuos que se producen en cada una de las etapas que tienen lugar en dichos lugares.

Comentarios finales

Lupita

Kevin

Despedida

Buenas noches, y gracias por escucharnos…

Pista de salida OUTRO Shallow, Lady Gaga

Referencias

Sánchez, J. (2018, August 17). Qué son los residuos sólidos y cómo se clasifican. Ecologiaverde.com; Ecologiaverde.com. https://www.ecologiaverde.com/que-son-los-residuos-solidos-y-como-se-clasifican-1537.html

Sandra Ropero Portillo. (2020, April 28). Residuos industriales: qué son, ejemplos, tipos, clasificación y manejo. Ecologiaverde.com; Ecologiaverde.com. https://www.ecologiaverde.com/residuos-industriales-que-son-ejemplos-tipos-clasificacion-y-manejo-2714.html


Podcast powered by Podnation