APRENDIENDO ECONOMÍA CON LOS SIMPSONS
Podcast by: YINETH PILAR DIAZ DIAZ

La teoría de la
elección racional del consumidor. Esta teoría se
construye con base a dos parámetros: el ingreso y las
preferencias. El ingreso de un consumidor representa las cantidades de bienes y servicios que puede comprar en un
periodo, dados los precios relativos de dichos bienes y servicios. Sus preferencias la reflejan en una “curva de indiferencia”
representativa de las posibilidades de combinación de una determinada cantidad de bienes. La característica básica de la curva de indiferencia es representar el mismo nivel de utilidad para diferentes combinaciones
de una cesta de bienes, entendiendo por utilidad el nivel de satisfacción, placer o bienestar obtenido por el agente de
consumir bienes. Si bien el agente no puede “cuantificar” este nivel de utilidad, sí puede ordenar dichas preferencias y
esta habilidad, tomando en cuenta la restricción de su ingreso disponible, le permite maximizar su nivel de utilidad.
De esta forma, se asume que las elecciones de compra del consumidor están orientadas por la búsqueda de la
maximización de la utilidad y esta búsqueda supone un comportamiento “racional”. Esta suposición ha permitido elaborar
una teoría estandarizada de la conducta racional del consumidor, la cual puede ser expresada en modelos matemáticos y
econométricos cuya función es predecir dicho comportamiento. En el episodio “¿Dónde estás hermano mío?”
(Temporada 2, No 15, 1991) el medio hermano de
Homero, Herb Powell, propietario de una fábrica
automotriz, le pide que diseñe un automóvil
representativo de los gustos de la clase media
norteamericana con la finalidad de producirlo a gran
escala. Aunque Homero efectivamente parece ser un
individuo promedio de esta clase social, el automóvil
diseñado por él (Figura 1) resulta extravagante. Una
vez producido y puesto en el mercado, es rechazado
por los consumidores y las ventas son un fracaso, con
las consiguientes pérdidas financieras para la
compañía, obligando a su dueño a declararse en
quiebra.A veces se comporta como un homo economicus puro, con actitudes puramente egoístas. Este tipo de
comportamiento se ilustra en el episodio “Un momento de decisión” (Temporada 1, No 9, 1990) donde regala a Marge por
su cumpleaños una bola de jugar bolos, a sabiendas que Marge no juega ese juego, pero él sí. En otros casos, como en
ciertas decisiones financieras, Homero se ha comportado más cercano a las explicaciones de la economía conductual,
utilizando varios sesgos para respaldar lo que a la postre resultan descabelladas decisiones. Pero no seamos tan duros con
Homero Simpson, después de todo, este tipo de “errores” también los cometen brokers y ejecutivos de clase mundial.
Share this show

All episodes

There are no new episodes.
Podcast powered by Podnation